Gachas.

Las gachas.
  Las gachas son un plato sencillo que se elabora cociendo granos de avena (normalmente molidos, aunque también machacados, cortados o en harina de avena) u otros cereales o legumbres en agua, leche o una mezcla de ambas. Suelen servirse calientes en un cuenco o plato.

Gachas Dulces

Gachas Dulces.

  Otros platos hechos con granos cocidos en agua que también pueden describirse como gachas reciben con mayor frecuencia nombres regionales como polenta o grits, y se preparan y sirven según las diferentes tradiciones locales. Las gachas de avena y sémola son las variedades más populares en muchos países, si bien también se emplean otros cereales como el arroz, el trigo, la cebada y el maíz. Las gachas fueron una comida tradicional en gran parte del norte de Europa y Rusia desde la antigüedad. La cebada era el grano usado habitualmente, aunque podían usarse otros cereales o áfaca, según las condiciones locales. Las gachas podían cocinarse en un caldero metálico grande sobre carbón, o calentarse en un recipiente de barro más barato añadiendo piedras caliente hasta que hervían. Hasta que el pan con levadura y los hornos para cocerlo se hicieron comunes en Europa, las gachas fueron la forma típica de preparar cereales.
  En la cocina española puede verse como durante la Al-Ándalus el autor Ibn Razin al-Tuyibi en su libro de recetas incluye un capítulo sobre el tema. Posteriormente otros autores incluyen capítulos de gachas en sus tratados culinarios, como Martino da Como (Liber de arte coquinaria).Gachas para desayunar.   En muchas culturas modernas, las gachas se toman como desayuno, añadiéndoles a menudo azúcar, leche o crema pero para el desayuno tradicional escocés se hacen con sal. Algunos fabricantes de cereales para desayuno venden versiones listas para tomar. Las gachas son una de las formas más fáciles de digerir cereales o legumbres, y se usan tradicionalmente en muchas culturas como comida para alimentar a los enfermos. También son habitualmente consumidas por deportistas entrenándose para sus eventos.
Tipos.
Tipos de Gachas hay infinitos, tantos como Países y recetas.Las gachas las podemos unificar en diferentes familias.De Avena, maiz, de patata, cebada, arroz, mijo y cualquier tipo de legumbre.

Harina Aragonesa o Farinetas.
  La harina aragonesa ha tenido siempre fama por su buena calidad y siempre se han elaborado gran variedad de platos a base de harina como todo tipo de migas, tortas, gachas, pas, farinetas, repostería… En concreto las farinetas eran consideradas comida de rico porque llevaban harina, aceite, jamón y tocino.

Harina de Almorta. 
  Se tienen datos, que tomaban este alimento de hace más de 4.000 años.
  La planta, de nombre científico Lathyrus sativus L., tiene un aspecto parecido al garbanzo, pero de contorno cuadrado más que redondeado. Su nombre común en castellano es almorta, alverjón, arvejo cantudo, arvejote, bicha, cicércula, diente de muerto (por su forma), guija, muela, pedruelo, pinsol, pito, o tito…

Grano Almorta.

Grano De Almorta.

  La almorta es una leguminosa muy resistente a la sequía, que normalmente se destina a la alimentación animal, aunque también forma parte del sustento humano en condiciones extremas.
  Era alimento básico de los pastores, ya que, estaban muchos días fuera de sus hogares y sólo podían llevar alimentos no perecederos.
En España, y concretamente en Castilla-La Mancha, existe un plato tradicional, las gachas, que suele hacerse con la harina de dicha legumbre.
Planta de Almorta.

Planta de Almorta.

  La almorta es un alimento de supervivencia, dado que la planta resiste las condiciones climáticas mas extremas en las que no sobreviven otras especies. Existe un grabado de Goya titulado, precisamente, “Gracias a la almorta”, correspondiente a la serie “Los Desastres de la Guerra”, en el que se nos ofrece un testimonio gráfico de la manera en que los madrileños pudieron soportar la hambruna de 1811.
  Se dice de la almorta “el veneno que llego con el hambre”, la posguerra se caracteriza principalmente por las penurias y enfermedades. Había una alimentación muy básica y comían lo que pillaban o recibían de racionamiento. Uno de los pocos alimentos que ingerían, desayuno, almuerzo y cena era la harina de la almorta, la cuál, la cocinaban con agua, tocino y mendrugos de pan y, si disponías de algo mas, lo añadían a esta mezcla.
  Con esta base se elaboran las Gachas de Almorta, elaboradas con harina de esta legumbre. Son especialmente famosas las Gachas Manchegas.

Gachas Manchegas. 
  En origen era comida de pastores y gente del campo, consumida sobre todo en los fríos días de invierno.Este plato se consume popularmente en un corro alrededor del “perol” o sartén que se ha utilizado para la elaboración, con una cuchara o con un simple trozo de pan.Gachas Manchegas.   Las gachas manchegas es un plato español, de la región castellana de La Mancha, aunque en otras regiones de España se dan otras variantes.
  En algunos lugares, como La Mancha conquense, se acompaña también con setas o patatas. En esta misma provincia, concretamente en la comarca de la Serranía, aunque también en otros sitios en época de matanza, se suele acompañar con hígado de cerdo, cocido anteriormente, picado mucho y añadiéndolo al guiso a la vez que el agua. Otros posibles acompañamientos son guindillas picantes o pepinillos en vinagre.
  Consiste en una especie de papilla, compuesta por harina tostada y luego cocida con agua, que se elabora con harina de almortas (también llamada de “titos” o “guijas” y chícharos), panceta de cerdo, ajos, pimentón, aceite y sal.

Variantes. 
Comunidad Valenciana.
  En la comarca del Rincón de Ademuz, Provincia de Valencia también se cocinan las célebres gachas elaboradas con harina de maíz o de trigo y acompañadas de productos derivados del cerdo, tomate, ajoaceite, caracoles y bacalao.Gachas .  La diferencia de estas gachas respecto de las manchegas, es que se trata de una gacha que se cocina en un caldero de cobre, y que no es tipo puré, se revuelve una vez cocida la harina y se queda a terrones que posteriormente se van cogiendo con la cuchara y acompañados de lo que guste. También foman parte de la cocina tradicional comarcal las almortas de harina de guijas, y estas sí que son muy similares a las típicas Gachas Manchegas.

Festivales.
  Anualmente, el último sábado de noviembre, se celebra en Alcázar de San Juan el “Concurso Nacional de Gachas Manchegas”, con degustación gratuita de este plato manchego. En Cuenca, durante las fiestas de San Mateo, también se celebra un multitudinario concurso de gachas.
  También de forma anual se celebra en Herencia el “Concurso de Gachas Manchegas” dentro de los actos de su famoso carnaval declarado de Interés Turístico Regional.

Peligro de la Almorta: El Latirismo. 
  Pero la almorta o guija plantea un serio problema, y es que  contiene de forma natural una sustancia tóxica (neurotoxina), cuyo consumo reiterado produce una grave enfermedad: el Latirismo, que llega a provocar parálisis musculares irreversibles, e incluso la muerte.  Comer escasas cantidades de estas leguminosas resulta inocuo y sólo cuando constituye más del 30% de las calorías diarias consumidas durante un período continuado de dos a tres meses.

Curiosidades.
-Tanto en el municipios de Belmonte (Cuenca) como en el de Herencia (Ciudad Real) tienen por costumbre no comer gachas cuando ha muerto alguien en el pueblo. Se dice que si ha habido un muerto, ese día mete el dedo en el puchero.
-Hallan en un alimento de posguerra, la Almorta, una importante fuente de antioxidantes.
 Investigadores del Instituto de la Grasa (CSIC) y del Departamento de Biología Vegetal y Ecología de la Universidad de Sevilla han descubierto una importante fuente de compuestos fenólicos con alta actividad antioxidante en la almorta, una leguminosa de la tribu fabeae y cuya popularidad se remonta a los años de la postguerra española como alimento de primera necesidad.

Receta.
Gachas Manchegas.
INGREDIENTES (4 personas):
6 cucharadas de harina de almortas (la venden en Mercadona).
1 diente de ajo.
200 gramos de panceta fresca o tocino (nosotros tocino).
200 gramos de hígado de cerdo (opcional, no lo hemos puesto en esta receta).
1 patata mediana.
1 cucharadita de pimentón dulce.
Aceite de oliva.
Sal.
PREPARACIÓN:
  Troceamos el tocino, lo salamos y freímos en una sartén hasta que esté dorado. Reservamos.
  En otra sartén de tamaño grande, ponemos a freír con el aceite anterior, un ajo y la patata cortada en rodajitas. Reservamos.
  En ese mismo aceite, echamos la harina y la vamos tostando como si fuéramos a hacer una bechamel.
  Agregamos el pimentón y removemos rápidamente para evitar que se queme. Echamos un par de vasos de agua poco a poco sin dejar de remover. Si hace falta más agua, la vamos echando a medida que veamos que se quedan secas. Removemos constantemente para evitar que salgan grumos.
  Salamos al gusto y vemos que la salsa va espesando poco a poco. No dejar que estén demasiado espesas, normalmente la cocción total es de unos 15 minutos, aproximadamente.
  Apagamos el fuego y añadimos a las gachas las rodajas de patata frita.
  Se sirven bien calientes y se suelen poner en el centro de la mesa, ahí se van mojando los trozos de pan. El tocino, se coloca al lado en un plato para ir comiéndolo también.
  Abstenerse los que estén a dieta porque con cada ración cae media barra de pan.

Gachas Medievales.

Anuncios