Armaduras Medievales

  Está extendido y es generalmente aceptado el concepto de que las espadas y demás armas medievales pesaban muchísimo, y que tan sólo los hombres más fuertes podían ser guerreros y manejarlas con soltura. Se ha dicho que la famosa Tizona, la espada del Cid, pesaba 11 kilos, y que sólo él podía manejarla.

Espadas Medievales.

  Espadas Medievales.

  Además, para el profano en la materia es fácil llegar a esta conclusión por la sencilla razón de que nunca ha tenido una espada medieval auténtica en las manos, y porque si ha sostenido alguna espada casi con seguridad habrá sido una de las réplicas para turistas, cuyo único objeto es servir como elemento decorativo.
  Si las espadas auténticas fuesen realmente así de pesadas, no las habría usado nadie. Pensemos en que a la guerra iban toda clase de hombres, de muy variada condición física, y que todos ellos podían portar espadas, sin ser necesariamente réplicas de un culturista.
  Todos estos hombres tenían que servirse de un arma que les permitiera un manejo suelto y flexible, además de rápido, pues en una batalla se está rodeado de enemigos y hay que moverse en todas direcciones con presteza. Además el arma debe permitir que se la use durante un espacio de tiempo razonablemente largo sin agotar a su dueño, pues un guerrero agotado es un guerrero muerto.

Espada Jineta Arabe.

Jineta Arabe.

  Los armeros medievales eran excelentes artesanos que experimentaban hasta conseguir espadas que combinaban a la perfección las cualidades de poder de corte, resistencia, equilibrio y ligereza El peso de las espadas que se usan a una mano está entre un kilo 300 gramos y un kilo 600. Las espadas de mano y media, un kilo 600 gramos y dos kilos, las grandes espadas de guerra, unos tres kilos, y los espadones de dos manos usados en el renacimiento rondaban los cuatro kilos y medio.
  Por cierto, la espada del Cid era una Jineta árabe, que se usaba a una mano y cuyo peso no superará el kilo 700 gramos.
Escudo Hospitalarios.

Hospitalarios, año 1113

  Por extensión, podemos incluir en lo antes mencionado a todas las demás armas medievales, incluyendo los escudos. También se tiende a creer que los escudos medievales eran grandes y de acero, muy pesados y resistentes. Las Hachas y lanzas, los martillos, las mazas, las armas de asta y demás nunca fueron artefactos demasiado pesados como para impedir su correcto manejo por parte de un hombre normal, y los escudos eran de madera, si acaso con la piel de un buey curtida y tensada encima.  Si el escudo pesase demasiado al guerrero se le cansaría el brazo y al poco rato no podría alzarlo para defenderse de los ataques, aparte de que un escudo de madera bien construido se basta para detener los golpes de casi cualquier arma.Se hicieron escudos enteramente de metal, pero siempre eran modelos pequeños , como los broqueles, o versiones más pequeñas de los escudos heráldicos o de lágrima. Los escudos que usaban los ballesteros para guarecerse de las flechas enemigas mientras recargaban sus lentas pero potentísimas ballestas, y que les cubrían el cuerpo entero, se llamaban Paveses, y estaban hechos de mimbre.

LAS ARMADURAS. 
  Existen varios tipos de armadura, como por ejemplo la cota de malla, la armadura de cuero endurecido, la brigantina, la coraza, etc… Como norma general, estas armaduras son metálicas, lo que implica necesariamente que pesarán un buen número de kilos, y algunas son rígidas, lo que significa que impedirán la total libertad de movimientos de su portador, pero de ahí a pensar que no se podrá mover media un abismo.

Armadura medieval.

Armadura Medieval.

  Como cualquiera puede imaginar, una armadura sirve para protegerse, ya sea de los tajos de las armas, ya sea de las flechas, ya de los golpes aplastantes, y a ser posible de todos ellos, de modo que si se piensa un poco es bastante absurdo llegar a la conclusión de que las armaduras no permitían moverse al guerrero, pues de ser eso cierto, en lugar de una protección sería una trampa mortal, y absolutamente nadie con dos dedos de frente las usaría. Con respecto a la libertad de movimientos cabe exactamente el mismo comentario.

La armadura de malla.

Malla 4 en 1

Malla 4 en 1.

  La armadura de malla es una armadura constituida de anillos de hierro entrelazados entre sí en un patrón complejo que se denomina 4 en 1 es decir un anillo sujeta cuatro.
  La invención de la armadura de malla se atribuye a las tribus celtas.   Se comenzó a usar alrededor del siglo V a.C y desde entonces hasta el siglo XVI, la armadura de malla se divide en varias piezas: La cota de malla, el almófar y las brafoneras

Cota de malla.
  La cota de malla es básicamente un camisón; los había de 2 tipos para infante y para caballero, las de caballero eran de manga larga con mitones incluidos, las de infante normalmente eran de manga 3/4 o incluso sin mangas.  Debajo de la cota de malla, para llevarla cómodamente se usaba el gambesón, que era una especie de jubón acolchado.

Cota de Malla Armadura Medieval.

Cota de Malla.

  Una de las prendas más empleadas en la Edad Media como protección del cuerpo del guerrero fue el gambesón y sus variantes gambax, gambesina, gambete y gambeto. Se trataba de ropajes gruesos hechos de paño basto que mitigaban bastante los golpes del enemigo durante un combate.  El gambesón cubría el cuerpo, los brazos y parte de las piernas y servía para proteger el cuerpo de las infecciones que pudieran crear las rozaduras con las piezas metálicas. Su estructura acolchada servía también para soportar los golpes del oponente, de los cuales, la flexibilidad de la malla no protegía. Habitualmente fabricado en lino o algodón, el relleno variaba y podía ser de retales o pelo de caballo.
Gambeson

Gambesón.

  Para los soldados comunes que no podrían permitirse cota de malla o armadura, el gambesón, combinado con un casco como única protección adicional, siguió siendo una imagen común en campos de batalla europeos durante toda la Edad Media y su declive.
  En ocasiones, también se llevaba el peto de cuero encima del gambesón.

Almófar.

Almófar

Almórfa.

  El almófar es una protección para la cabeza, el cuello y una extra para los hombros, se hacía de tres piezas; Gorro, cubría la cabeza. Sabana, cubría el cuello y parte de la garganta. Manto de obispo o gola, cubría los hombros, además de esto el almófar tenía una extensión en la sábana en la parte baja para cubrir el cuello.
  Debajo del almófar se usaba una crespina acolchada o gorro de tela, para vestirlo sin daños.

Brafoneras.
Brafoneras.  Las brafoneras eran protección para las piernas, algunas cubrían los pies, las hay de dos tipos; cerradas y ajustables, las brafoneras cerradas cubrían toda la pierna por completo pero la movilidad era escasa, las ajustables como su nombre lo dice se ajustaban a la pierna por medio de unas correas que se ponían atrás de la pierna.

Historia Armadura de Malla.
  La armadura de malla era muy cara, los únicos que portaban una armadura completa eran Reyes, Príncipes y Caballeros, Cuando un caballero moría le dejaba su armadura a su hijo si no tenia heredero la dejaba a su escudero.
  Llegó a su máximo auge en el siglo IX y hasta la segunda mitad del siglo XIII fue la encargada de proteger la vida de las personas que iban a la guerra.

Hauberk.

Hauberk

  Durante los siglos IX a XIII la cota de malla que portaban los caballeros se llamaba Hauberk, era un camisón largo con mangas largas que terminaban en mitones (especie de guante de punto, que solo cubre desde la muñeca inclusive hasta la mitad del pulgar y el nacimiento de los demás dedos) y un faldón que llegaba hasta las rodillas, algunas incluían un almófar.
  Los infantes no podían costearse una hauberk de tal magnitud así que algunos infantes con alguna adquisición portaban almófares y algunos adinerados una camisa hasta medio muslo y de manga 3/4, también algunos caballeros podían utilizar manga 3/4.Armadura de Malla.  En la segunda mitad del siglo XIII la cota de malla redujo su tamaño, las manga largas pasaron a ser a 3/4 y el faldón se redujo un poco.
  En la primera mitad del siglo XIV la cota de malla paso de ser una hauberk a ser una Byrnie, estas eran de manga hasta los codos con un faldón hasta medio muslo, en esta época la armadura de placas comenzaba a dominar los campos de batalla pues los caballeros y algunos infantes portaban armadura de placas en brazos y piernas, además los yelmos ya bien desarrollados contaban con un manto de obispo quitando popularidad al almófar.
  En el siglo XV la cota de malla paso de ser una Byrnie a ser un gambax con pedazos de malla dispuestos en donde la armadura de placas no cubría como en las axilas, algunas partes de los brazos y en los testículos, contaba con un faldón que llegaba a las caderas, esto perduro hasta el siglo XVI donde después de este siglo la malla se dejo de usar pues por la aparición del mosquete, la malla y la armadura de placas no presentaban ninguna protección.
  El peso de una armadura de malla medieval era de 15 a 20 kilos.

Sobre la cota de malla llevaban los caballeros una sobrevesta o cota de armas, que más tarde se adornó con los emblemas y figuras propias y distintivas de cada uno (cotas blasonadas).Armadura Completa.

Aleta.
  En los combatientes de los siglos XIII y XIV, se llamaba aleta a la pieza destinada a defender el hombro.

Zbroja Jana III

  La aleta consiste en dos pequeños rectángulos iguales reunidos por su lado más largo de modo que forman un tejadillo de dos planos inclinados, generalmente blasonada. Algunas veces se componían de launas articuladas. Aplicadas en el siglo XIII a los hombros, eran de cuero o cuerno siendo de notar que fue la primera pieza de hierro que se colocó sobre la cota de malla y, por tanto, el principio de la armadura de placas o de platas. Se enlazaban bajo la axila y por medio de un juego de correas venían en el momento del combate a apoyar su cabeza contra los lados del casco, formando así dos planos inclinados que hacían resbalar los golpes.

Brigantina.
  Una brigantina es una coraza usada entre los siglos XIV y XVI, formada por laminitas a modo de escamas sujetas con roblones sobre una tela fuerte.
  Se distinguían las de guerra de las de torneo, en que las primeras se abrochaban sobre el pecho y las segundas al costado derecho.

Brigantina.

Brigantina.

  La brigantina era una defensa de cuerpo formada con hojas de hierro o acero colocadas a manera de las tejas y clavadas sobre un justillo de tela o piel, cubierto de terciopelo o seda sobre el cual se destacan las cabezas de los clavos dorados y hasta cincelados. El interior del justillo dejaba ver el remache inferior de los clavillos hecho sobre rodajas de metal.  Después, se cubría esta guarnición interior con un tejido o piel sencilla.
  Las más antiguas son de la segunda mitad del siglo XIV. Eran largas y bajaban hasta las rodillas, sin marcar la cintura. Al principio del siglo XV, se acortan y toman una forma más elegante con mangas completas. En su origen esta especie de jaco, no lo usaban más que las gentes de a pie y los que primeramente las emplearon fueron los bandidos.

Jack chains.
  Eran unas tiras de metal cosidas en las mangas del gambesón desde los hombros hasta las muñecas. Posteriormente fueron incorporados discos de metal para cubrir los codos y los hombros.

Armadura de placas.
  En el período de transición de la cota de malla a la coraza completa, la armadura de un caballero fue adquiriendo una serie de protecciones rígidas sobre la cota de malla, para proteger articulaciones y el torso.

Evolución Armadura.

Evoución Armadura.

  A finales del XIII y principios del XIV, las armaduras se componen de pocas piezas en chapa.
  Básicamente se vestía sobre la cota brazos armados, sin estar estos cerrados, en algunos casos sin hombreras, o con hombreras muy pequeñas. Solían carecer de navajas en las coderas (en sus primeras tipografías).
  Las protecciones son parciales, los brazales y grebas son del tipo “bóveda de cañón”, es decir no envuelven completamente la extremidad como un tubo, si no que la cara interior de los brazos y la posterior de las piernas queda desprotegida.
  La evolución de la armadura, se hace muy patente a mediados del XIV, con la aparición de piezas más complejas, que proporcionaban una mayor protección al caballero.
Armadura de Placas.

Museo De armas de Madrid.

  Empezamos a ver brazos armados completos, con los antebrazos cerrados, coderas enervadas y con navajas, así como guanteletes y manoplas articulados.
  Hay que resaltar que las cotas de malla empiezan a hacerse cada vez con la anilla más pequeña y tupida. Esto proporcionaba un mayor movimiento a las articulaciones, menos peso y más comodidad.
  Las piernas se arman de los pies a  los muslos, con escarpines y quijotes.
  Las corazas podían ser completas, o llegar solo hasta el principio del vientre. Dependiendo del tipo, se podía llevar un camisón de malla completo, o el gambesón con parches de malla cosidos.
Primeras armaduras.

Primeras Aramaduras.

  En el siglo XV surge ya la armadura completa en la forma más conocida actualmente, con el caballero revestido de la cabeza a los pies.
  Los camisones de malla desaparecen, quedando en su lugar gambesones parcheados de cota cosida en las articulaciones, o zonas que no cubrían la chapa.
  Es un completo mito la idea de que las armaduras de placas, que llegaron a su apogeo a finales del siglo XV, eran artefactos muy pesados e incómodos, que exigían una grúa para izar al jinete y que impedían al combatiente levantarse por sí solo si caía. En realidad, los arneses de guerra repartían excepcionalmente bien el peso por todo el cuerpo y resultaban mucho más cómodos y ágiles que la mayoría de las corazas anteriores. Muchos de ellos pesan en torno a 20-25 kg., no más que los densos y largos hauberks o cotas de malla medievales. Las armaduras de placas, o Arnés Blanco, que se usaban ya en el siglo XV y principios del XVI, es decir, las más completas, venían a pesar unos 35 kilos. Ese era también el peso de las mochilas de los soldados de la primera guerra mundial, y todos hemos visto que con ellas a cuestas caminaban y corrían.
Armaduras.

Armaduras.

  Además, la mochila carga su peso sobre los hombros, igual que la cota de mallas, pero la coraza está repartida por todo el cuerpo, resultando mucho más llevadera. Las corazas eran una impresionante obra de ingeniería medieval repleta de detalles que tenían como fin desviar los golpes de las armas desde donde vinieran, y a la vez permitir la mayor movilidad posible al usuario. En efecto, con una coraza puesta se puede uno mover perfectamente, y tan sólo se verá constreñido para algunas posturas extremas que no se solían adoptar mientras se lucha. Con una coraza se puede pelear, correr, cabalgar y lo que hiciera falta, y por supuesto se puede uno subir normalmente al caballo y levantarse si se cae.Armadura Coraza.   Como detalle revelador, podemos comprobar que lo que acabó convirtiendo a los escudos en obsoletos fue precisamente la armadura de placas, y podemos estar seguros de que eso no habría sucedido si ésta no fuese extremadamente efectiva.
  Evidentemente, un guerrero luchando con una armadura se cansará antes que uno que no la lleve, pero irá mucho mejor protegido y tendrá más posibilidades de sobrevivir que el otro.
  El auténtico defecto de las armaduras es el calor. Cualquier armadura y su correspondiente acolchado interno producen un calor considerable, que viene muy bien en invierno, pero que podía ser asfixiante en verano, más teniendo en cuenta que el metal se recalienta con el sol. Por eso los soldados y caballeros usaban sobrevestas y gualdrapas, para impedir que el sol incidiera directamente sobre el metal de sus armaduras.Armadura Medieval París,   De hecho, las corazas de placas podían emplearse tanto a caballo como a pie, y el diseño modular permitía en ese caso retirar las piezas necesarias para facilitar la movilidad. Sólo algunas corazas excepcionalmente gruesas y pesadas, destinadas a torneos-donde el combatiente apenas había de llevarla unos minutos-, en los que primaba lógicamente la protección contra accidentes, se acercan algo a ese estereotipo. Por ejemplo, los aparatosos toneletes en forma de falda que son parte de los elementos de justa a pie en algunos arneses no pueden tomarse como ejemplo de lo que se llevaría en batalla.
  Una armadura completa consta de numerosas piezas articuladas habiendo llegado a reunirse hasta el número de 250 en un solo combatiente con 25 a 30 kilos de peso, pero las más comunes se reducen a unas veinticinco, distribuidas en los cuatro grupos de cabeza, tronco y extremidades superiores e inferiores.
Partes de Una armadura.

Partes de una Armadura.

  La primera pieza que debía colocarse un caballero al ponerse una armadura medieval era la cota de malla (que podía llevar una capucha o almófar, colocada debajo del yelmo) Después de la cota de malla se ponía el gorjal. A este se le unían la coraza o peto y los guardabrazos. La zona de las piernas se comenzaba a montar por los pies. Las piezas se iban sujetando entre ellas por medio de correas, ganchos, tuercas y clavos.
  En el siglo XV se dio la época de mayor auge de las armaduras de combate, las armaduras de esta época son unas de las más grandiosas, y aunque se realizaban para combatir, nunca se hicieron unas armaduras tan espléndidas. Durante este siglo el caballero iba armado completamente, totalmente envuelto en la armadura.
Armeros de la Edad Media.

Armeros en la Edad Media.

  No podríamos hablar de todo esto sino hubieran existido los armeros, las personas que realizaban el trabajo de crear las armaduras. Este oficio viene de años atrás, y tuvo mucha importancia en el Imperio Romano. Muchas familias completas se dedicaban a esta ocupación. Lo primero que se realizaba en el proceso de elaboración de las armaduras era la forja, después se pulían, se ensamblaban las piezas y se colocaban las correas, los forros y los rellenos, y en el caso de que lo llevara se grababa el escudo o emblema y se adornaban, algunas de ellas con oro. El grabado era la forma más tradicional de ataviar el metal, era un proceso complicado y trabajoso. También podríamos hablar de la heráldica, eran unas insignias o blasones que servían para distinguir a los caballeros en el campo de batalla. Cada noble tenía su propio blasón, y lo estampaba en el escudo, el abrigo o en su bandera. Cada insignia era única e individual. Así pues con las insignias los combatientes podían distinguir a los enemigos.
  Como ya hemos especificado anteriormente, el uso de la armadura medieval fue cayendo en declive, ya que con el invento de la pólvora la armadura dejaba de tener la utilidad por la que se había creado, para los combates cuerpo a cuerpo, lo cual deja de hacerse con este nuevo invento, donde se guardan las distancias.

Cascos.
  Capacete usado desde la época normanda hasta bien entrado el siglo XVI.
  Cascos altomedievales tipo normando, también conocidos como spangehelms. Se usaron en Europa desde siglos durante la Edad Oscura.

En el Siglo XI-XII.
  Estos cascos no son más que spangehelms evolucionados. También son los precursores del Great helm. Son más característicos de la quinta y sexta cruzadas en las que fueron usados también por órdenes de caballeros.Ofrecen una buena protección facial aunque reducen más la visión.

En torno a 1220.
Cascos de diferentes epocas.  Estos ya son yelmos propiamente dichos. Generalizando se puede decir que los great-helms se emplearon desde 1250 hasta 1360. En la segunda mitad del siglo XIV el bacinete los dejará obsoletos.
Ofrecen una protección completa de la cabeza pero no cuentan con visera abatible para facilitar la visión cuando no se está en combate.
  Ahora estamos en la 2ª mitad del siglo XIV. Aparecen los primeros modelos de bacinetes.
  Estos son cascos aptos tanto para caballería como infantería de elite.
  La gran ventaja frente a los greathelms es la visera abatible. Estos tienen una única visagra superior, posteriormente aparecerán también con dos bisagras laterales.
  También a medida que pasen las décadas se harán con visera tipo morro de cerdo supuestamente para dejar mayor espacio entre la visera y la boca, facilitando la respiración. Casco.  Estos bacinetes de visera aplastada son los bacinetes tempranos por excelencia.
Han pasado varias décadas ya desde la aparición de los primeros cascos con visera, que acabaron sustituyendo a los greathelms del siglo XIII.
  Estamos en torno a 1390, el bacinete se “estiliza” dejando un hueco cónico entre la boca y la plancha de la visera para facilitar la respiración.
  Aparecen también bisagras laterales.
  Las bisagras laterales son desmontables (solo hay que sacar el perno de sujeción), pudiendo el portador prescindir de la visera de su casco para ocasiones ceremoniales o de paseo.

Casco medieval.

Caso

  Los kettle-hats, chapel de fer, o capelinas aparecieron en masa en algún momento de la segunda mitad del siglo XII, aunque existen evidencias de diseños en el siglo XI. Estos cascos que imitan la forma de un sombrero, inicialmente pensados para infantería convivieron con el spangehelm y no tardaron en desplazarlo en el siglo XIII.
  Los modelos de los siglos XII y XIII son “toscos” y muy remachados, y generalmente con refuerzo central.
  “Brimmed helmet”, probablemente de origen bizantino, se utilizó mayormente entre los siglos XII y XIII. También fueron utilizados por los rusos, polacos y lituanos.
Casco Sallet

  German, Sallet.

El Sallet (también llamado salade y schaller) fue un casco de guerra que reemplazó al bacinete del norte de Europa y Hungría durante mediados del siglo XV. El casco tipo sallet fue el más común, aunque con diversas variantes y diseños. Algunos sallets tenían visera abatible, otros eran una pieza completa y única, con una ranura para la visión. Tambien existen sallets con una “cola” mas pronunciada o mas corta.

Barbuta.
  Se denomina barbuta a un tipo de casco del siglo XV sin visera y con apertura para la boca y ojos en forma de T y también en forma de Y. Son muy parecidos a los cascos que usaban los hoplitas griegos.
*Para resguardo de la cabeza servían:
-el casco y sus similares protegiendo la parte superior
-la visera que cubría el rostro.
-la barbera para la boca y la barbilla
-la gola que defendía el cuello por delante
-la cubrenuca que defendía el cuello por detrás.
*Para defensa del cuerpo se aplicaban:
-el gorjal o gorguera en la parte alta del pecho y espalda, llegando a sustituir a la gola.
-el peto en el resto del pecho
-las escarcelas que llegaban algo más abajo que el anterior
-los escarcelones, especie de escarcelas que se prolongaban con articulaciones hasta las rodillas
-el guardarrenes, para los lomos
-la pancera para el vientre, hecha de malla
-la culera, para los glúteos, también fabricada de malla
*Las extremidades superiores se cubrían con:
-las hombreras, en el hombro
-los guardabrazos en la parte superior del brazo
-las sobaqueras en el sobaco
-los codales en el codo
-los brazales en el antebrazo
-los cangrejos en la parte opuesta del codo
-las manoplas en las muñecas y manos
-los guanteletes en los dedos y la mano
*Las extremidades inferiores se protegían por:
-los quijotes o musleras para defensa de los muslos
-las rodilleras para las rodillas
-las grebas para las piernas
-los escarpines y zapatos herrados para el pie
-la tarja o tarjeta, que se añadía a dichas piezas en las justas y consistía en un escudito que se fijaba en la parte superior e izquierda del peto y que llevaba pintado el emblema y la divisa del caballero noble.
*Hubo también armadura para los caballos, por lo menos desde el siglo XII, la cual lleva el nombre de barda. Se completó en el siglo XVI y comprende las siguientes piezas:
-testera o frontal, para la cabeza
-capizana para las crines
-petral o pechera para la parte frontal
-flanquera para los lados
-barda o grupera para la grupa.

Partes de la armadura.

Partes de la Armadura.

LAS ARMADURAS DE JUSTA. 
Armaduras para las Justas.  Existían unas armaduras, llamadas de justa, que se construían expresamente para los torneos, y que en efecto pesaban bastante más de lo habitual.En los torneos, los caballeros podían combatir con espada, hacha o maza, y en este caso se ponían una armadura de combate normal, pero también se podía justar con lanza, lanzándose unos contra otros a lomos de sus caballos para intentar descabalgar al rival de un golpe directo, y esto requería una armadura reforzada que pudiese aguantar tales embestidas. En las justas con lanza, sólo eran zonas válidas para golpear la cabeza y el tronco, y por tanto las armaduras de justa consistían en un casco muy pesado y reforzado que se unía a una coraza el doble de gruesa de lo normal, y una espinillera-rodillera también reforzada, amén de un guantelete en forma

Armadura Ecuestre.

Armadura Ecuestre.

de escudo para desviar el golpe a otras zonas. Estas piezas por sí solas pesaban tanto como una armadura completa de combate (sólo el casco pesaba 10 kilos) porque debían aguantar el impacto producido por los dos caballeros a la carrera, pero evidentemente se usaban únicamente para estas ocasiones y es absurdo pensar que un caballero podía llevarla a la guerra.

 LOS PELIGROS DE LOS TORNEOS
  Los torneos, como sabemos, eran festejos en los que los caballeros probaban su valentía y habilidad en tiempos de paz midiéndose con otros caballeros en justas y combates cuerpo a cuerpo.Justa Medieval  La creencia popular es que estas fiestas eran vistas con buenos ojos por todo el mundo, pues el pueblo llano podía disfrutar del espectáculo y la magnificencia de los caballeros pertrechados con sus resplandecientes armaduras luchando entre ellos, y los reyes y señores feudales consideraban que era un buen entrenamiento para sus guerreros cuando no había guerras de por medio. Tampoco es esto totalmente cierto, pues si bien era cierto que las gentes disfrutaban de los torneos como si de festejos nacionales se tratara, muchos de los señores de estos caballeros más que nada los temían, y en consecuencia lo cierto es que los torneos estuvieron prohibidos en casi toda Europa durante muchas decenas de años, de forma intermitente, y algunos de los que se celebraron lo hicieron de forma ilegal. Hay que entender que un caballero es sobre todo algo muy caro. Aparte de que para ser caballero se tenía que haber superado un aprendizaje previo de varios años, hay que sumarle a esto el coste de las armas, las armaduras, la cría y entrenamiento de los caballos, la armadura del caballo, los pajes, escuderos y heraldos, y todo lo que rodeaba al caballero y que acababa teniendo un coste altísimo. Todo esto se podía perder absurdamente en un torneo sin haberlo utilizado nunca en la práctica de ninguna batalla, pues los torneos eran muy peligrosos y prácticamente siempre  Justa Medieval. fallecía algún caballero. En un torneo celebrado en la ciudad alemana de Neuss, parece ser que murieron 80 caballeros, según algunos de asfixia, y según otros por la violencia de los combates. Además, una regla de los torneos de los siglos XII y XIII señalaba que el guerrero que derribara a un caballero tenía derecho a quedarse con su caballo, su armadura y pedir rescate por él. Esto representaba un dineral, y muchos caballeros fueron a la ruina por competir en los torneos, mientras muchos otros tenían a sus vasallos exprimidos a impuestos para pagarse la afición a las justas.
  En resumen, que en los torneos un caballero casi tenía más posibilidades de sucumbir o arruinarse que en una batalla real, y esto desde luego significaba un despilfarro de dinero y fuerza militar que algunos señores no estaban dispuestos a admitir en sus dominios.

Armadura Beltane.

Armadura Restaurante Beltane.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s